SIN TÍ

Sin tí,
sentí el silencio.

Un silencio en el pecho,
sin sonido, porque no hay palabras
que me describan.

Un silencio en la garganta,
sin orgullo, porque no hay mentiras
que me empañen.

Un silencio en los ojos,
sin dolor, porque no hay debilidad
que me fatigue.

Un silencio en el corazón,
sin codicia, porque no hay egoísmo
que me consuma.

Un silencio en el sentimiento,
sin olvido, porque no hay rencor
que me oprima.

Un silencio en el amor,
sin prisión, porque no hay tristeza
que me derrote.

Un silencio en el cielo,
sin juicio, porque no hay renuncia
que me sentencie.

Sentí el silencio,
Sin tí.


Autor: Ramón Morales - Derechos Reservados © - Caracas - Venezuela

ENAMÓRATE

Enamórate de mi locura no de mi cordura
de lo normal y lo aparente siempre he huido,
de las etiquetas me alejo y me aparto
no concibo una existencia llena de acertijos,
prefiero estar contigo a la luz de mi brillo
que cubrirme de sombras y no ser auténtico,
ante ti me presento desnudo y sincero
mi alma es como agua de un río cristalino,
quiéreme tal cual te conversan mis ojos
lee en mis pupilas la verdad que ves en ellos,
ando solo en el mundo sin necesidad de coro
escribo mi propia vida a mi propio ritmo,
ama las huellas que te muestra mi rostro
porque para amarte debo ser yo mismo.


Autor: Ramón Morales - Derechos Reservados © - Caracas - Venezuela

BOREAL

Me cuenta la gentil y boreal aurora
haberla visto sola y muy entristecida,
en aquel bello oasis de mar y gaviotas
sollozando por tanta distante lejanía,
la boreal aurora a su cielo adornada
intentando despejarla de sus tormentas,
sin embargo no había manera alguna
que el dolor en su alma desapareciera,
ella le contaba lo duro de su vida
que su oasis era donde se refugiaba,
un bello lugar elegido por ella misma
para alejarse de lo que la agobiaba,
la aurora le respondió con dulzura
que sabia que nunca había estado sola,
y que a pesar de la amarga distancia
está aquel hombre que la esperaba...
¡SUBE A MI LOMO!, le dijo la gentil aurora
te llevaré a los brazos de quien amas,
a encontrarte con la vida que tanto deseas
junto al hombre que mucho te adora...
así la llevó más allá de las fronteras
dejando su oasis que siempre la arrullaba,
surcando los mares junto a la aurora
directo a donde el sol nunca se oculta,
en un viaje plácido sobre las espumas
sin tiempo ni horas que la martirizara,
solo sus tenues latidos ella escuchaba
era una repetición que la adormecía,
un pensamiento de caricias y besos la mantenía
la aurora la cuidaba con mucha delicadeza,
y sabiendo ella que en momentos llegaría
cerró sus ojos pardos quedándose dormida,
la fe en su amado la cubría de esperanzas
el amor por él era todo lo que tenía...
apenas llegaron se dio cuenta donde estaba
eran los brazos de su amado que la abrigaba,
la alegría y la felicidad la embriagaban
no sabia definir todo lo que ahí sentía,
se entregó a vivir tan excitada dicha
al lado del hombre al cual ella quería,
pasaron días, semanas, totalmente enamorada
no sabía más nada, solo estar y ser ella...
y así transcurrieron retozando en la luna
en otras el gran cálido sol los iluminaba,
de amor se arroparon con pasión y lujuria
se entregaron desnudos noches enteras...
un día ella muy plácida despertó una mañana
en la paz de su oasis vio que se hallaba,
se incorporó sobre las suaves y cálidas arenas
la aurora ahora adornaba su larga cabellera,
al momento no entendía la experiencia vivida
su cuerpo y su mente recordaban las huellas,
hasta que comprendió tan claro como el agua
que la aurora era su amado que la visitaba...

Y aún la aurora, cada noche, cada día,
la sigue visitando para adorarla.


Autor: Ramón Morales - Derechos Reservados © - Caracas - Venezuela

SOLEDAD Y EGO

A este plano llegamos solos
y regresaremos al origen solos,
la vida se recorre solo,
todo lo que experimentas y aprendes
lo has hecho y lo harás solo,
podrás tener pareja,
o vivir con tu familia,
o estar con amigos,
o simplemente estar solo
una temporada de tu vida,
y en cada o en cualquier caso
siempre habrán momentos de soledad.
La forma en que interpretamos la soledad
solo depende de uno mismo,
como la vivimos,
como la disfrutamos,
como la asumimos,
como la drenamos,
como la visualizamos,
como la pensamos,
como la sentimos.
Vivirla a plenitud está en nuestra capacidad
consciente y subconsciente
para estar con uno mismo
sin necesidad de otra persona o personas;
toda necesidad es mental
y proviene del ego que nos estimula
haciéndonos creer que para estar "bien"
debemos estar con alguien sea este el caso,
que la soledad es "mala" en vez de una bendición,
pero la verdad es que siempre
estarás con ese alguien que eres tú mismo,
y si no estás bien contigo mismo
tampoco estarás bien con alguien más,
inclusive ni contigo mismo.
El ego nos hace creer que la soledad es nefasta
cuando la verdad es que es un gran espacio
para encontrarse, entenderse, comprenderse,
conocerse a si mismo en un proceso
de autodescubrimiento interno.
La soledad es positiva cuando la vives
con inteligencia para darte cuenta que sin ti
nada en tu vida sería posible
y para transitar tu camino solo necesitas
de ti mismo y de nadie más,
no es individualismo,
no es ambición,
no es egoísmo,
es sencillamente la clara verdad
de que tu primera prioridad eres tú,
lo cual lo logras comprender solo en soledad
y en unión con todas las cosas
porque somos parte de todo.
El ego es enemigo de la soledad
porque siempre va a necesitar de los demás
para cubrir sus carencias.
Llegar a este nivel de comprensión
no es sencillo y requiere mucho trabajo personal,
amor propio, autodominio,
y control de las emociones,
entre otras cosas.


Autor: Ramón Morales - Derechos Reservados © - Caracas - Venezuela

QUIÉN SABE

¿Yo?...
¿Qué se del amor?...
No se nada.
Es misterioso,
es inevitable,
es inimaginable,
es impulsivo,
el amor nos hace,
nos cambia
cuando aparece,
es invasivo,
poderoso,
fluido
y delicado a la vez,
el amor siempre es,
siempre está,
siempre renace,
es una tormenta
o es un remanso,
es el cielo
o el infierno,
te eleva
o te hunde,
es un estado de conciencia,
de la mente, del corazón,

del espíritu,
el amor en si mismo
es imperturbable,

inmutable,
y en manos de lo humano
es indescifrable.
¿Tú, sabes del amor?...
Nadie sabe.
Solo se algo...
se da,

se vive, y
se siente.


Autor: Ramón Morales - Derechos Reservados © - Caracas - Venezuela

POESÍA?...

Una gota de lluvia resbalando por una mejilla,
los pétalos de una rosa barridos por una brisa,
un niño pidiendo abrigo con la mano extendida,
el portón oxidado junto a la furtiva enredadera,
la botella medio vacía y una copa resquebrajada,
el incólume sentimiento que aún no es lágrima,
unos suaves dedos desencadenando mareas,
un trino mañanero evocando algunas nostalgias,
unas hojas marchitas que recuerdan otras épocas,
dos cuerpos juntos donde les provoque la entrega...
podría tal vez describir más detalles de la vida
pero... ¿quién soy yo para hablar de poesía?...


Autor: Ramón Morales - Derechos Reservados © - Caracas - Venezuela

VIAJE

Comparo los días
con vagones de tren,
comparo la vida
con una larga ferrovía,
comparo las estaciones
con hechos relevantes,
comparo los boletos
con pequeños detalles,
comparo la jornada
con la experiencia...
y yo sentado...
mirando mi reflejo
en la ventana,
y en otras...
observando el paisaje
mientras medito,
reflexiono y pienso
¿a dónde he de ir?,
¿en donde me encuentro?,
¿de donde vengo?,
pero con certeza se
sin duda alguna,
que todo es parte
de este gran viaje,
que siempre va
hacia adelante.


Autor: Ramón Morales - Derechos Reservados © - Caracas - Venezuela

ESCONDIDOS

Ella lo amó como una fiera
él la amó como un salvaje,
si, se amaron con locura
en algún remoto paraje,
en medio de la espesura
entre las hojas y las flores,
eran todo lo que se tenían
era todo lo que podían darse,
aquel bosque los escondía
los árboles eran confidentes,
el amor que se prodigaban
no tenía fronteras ni límites,
ella así, siempre lo soñaba
él así, la imaginaba siempre.


Autor: Ramón Morales - Derechos Reservados © - Caracas - Venezuela

ELLA

La tenia atrapada en mis latidos
guardada en un bello sueño privado,
la consentía al calor de mi pecho
dibujada entre un delicado abrazo,
sentía la brisa de su suave aleteo
sus risas armonizaban un dulce canto,
desnudaba mis ojos al observarlos
retumbaba mi corazón al acercarnos,
de su esencia emanaba el deseo
su sonrisa adornaba los ocasos,
despuntaban los días en su rostro
nacían rosas tras sus pasos,
ella era todo y el mismo universo
pintando un arco iris intenso,
su presencia era como ese verso
que sutura las heridas del vacío,
era las notas escritas a dedos
revolviendo las nubes en el cielo,
era su estancia un virgen lienzo
donde pintaba su compañía a mi lado...
así era la orquesta de su entorno
en la memoria de mis recuerdos,
una voz que resuena en el silencio
y el atardecer de mis pensamientos.



Autor: Ramón Morales - Derechos Reservados © - Caracas - Venezuela

SENTIDO

No me considero un poeta
solo un espíritu creativo,
que sabe bien como sentir
narrando ilusiones y hechos,
tal vez soy cirujano de letras
quizás un jardinero de versos,
un ilusionista de la vida
o un deportista del verbo,
imprimiendo en mis escrituras
luz, emoción y sentido,
un poco de cordura y locura
con un toque de pensamiento...
y, si por esto me juzgan
por ser un ladrón de cielos,
entonces a Dios que así sea
porque el amor es mi delito...
que me perdone la existencia
por abusar de su contenido.



Autor: Ramón Morales - Derechos Reservados © - Caracas - Venezuela

MAGIA

Y cuando no lo pensabas
suceden las coincidencias,
se va tejiendo la causalidad
dos corazones se enamoran.
Y cuando no lo esperabas
se borran todas las fronteras,
dos almas libres se buscan
los cuerpos se encuentran.
Y cuando no lo imaginabas
aparece un toque de magia,
el tiempo para nada cuenta
dos realidades se mezclan.



Autor: Ramón Morales - Derechos Reservados © - Caracas - Venezuela

SI ENTONCES...

Si pudiera limpiar tus pensamientos
con el sudor y las lágrimas de mis pasos,
entenderías la razón de mis tropiezos
y la convicción de mis actos.

Si apenas por unos pocos y bastos minutos
recorrieras descalza mi propio camino,
comprenderías las huellas de mis sentimientos
y las emociones que los engendraron.

Si tan solo te pusieras en mi un rato
y de mi sombra pudieras leer lo inédito,
aprenderías que más allá del contorno
hay un universo que permanece intacto.

Si te despojaras de todo lo mundano
sin la complejidad de lo humano,
escucharías la paz que rodea mi entorno
más los silencios que vivo entonando.


Autor: Ramón Morales - Derechos Reservados © - Caracas - Venezuela

FALSO

El poder no sabe de valores ni moralejas
ni descanso quien ostenta zapatos de felonía.
Su entorno con descrédito ajeno lo pinta
y sobre sus sienes mora la vil fechoría.

Mal hace quien del verbo fabrica balas
y del doble ropaje perfuma de intriga.
A quién mal usa la santa palabra escrita
las espadas de la hoguera lo acarician.

Aquel santo quién así se autoproclama
no es mas que un hereje con egolatría.
Aunque bien parafrasea la escritura santa
sigue siendo tan rapaz como la mentira.

Dijo el ÚNICO no hacer caso de la falsedad
ni hacer fervor de mentes retorcidas.
Los que caminan con la palabra como excusa
serán juzgados por servir al que domina.


Autor: Ramón Morales - Derechos Reservados © - Caracas - Venezuela

MADRE

Y ahí estaba yo,
por primera en sus brazos
abrigado y cálido,
observándonos, mirándonos...
Sintiendo su tacto,
escuchando su voz,
y aquel primer beso
de alegría y emoción.
Si, ahí estaba yo,
hace ya cincuenta y dos
con mis ojos fijos
en su bello rostro...
Sus dedos en mis manos,
la felicidad del encuentro,
la paz en sus brazos,
la culminación y el comienzo.
Ahí estuve yo,
cuando ella recitó:
"Bienvenido hijo mio,
te recibimos con amor".


Autor: Ramón Morales - Derechos Reservados © - Caracas - Venezuela

PERMITE

Que tu sonrisa sea tu armadura
que tu alma sea tu espacio,
que tu andar sea tu siembra
que tu mirada sea tu espejo,
que tu verbo sea tu esencia
que tu sollozo sea tu crecimiento,
que tu estancia sea tu memória
que tu mente sea tu universo,
que tu presencia sea tu sustancia
que tu corazón sea tu imperio,
que tu dolor sea tu fortaleza
que tu alegría sea tu encuentro.


Autor: Ramón Morales - Derechos Reservados © - Caracas - Venezuela

VOLVÍ

Volví.

He vuelto al inicio,
de donde provengo.

Tiempos oscuros.

Vivir o morir.

Estuve,
existí,
escondido,
inerte,
ahogado,
parte de todo aquello,
y esa parte siempre estará,
como tantas.

Morir o vivir.

Tiempo de lucha,
navegando en contra,
y solo ahí fue.

Por qué?.

No se.

Aprendí. Si.

Más se. Si.

Esas marcas, esos recuerdos,
esas memorias, esas cicatrices,
tanta gente,
tanta complejidad,
tanta mundanidad,
tanta debilidad,
tanto de tantas...,
tanta verdad desnuda.

Queda superar lo emocional,
resistir lo social,
avanzar.

Aún sigo siendo yo.

Pero sigo llevando a aquel.

Un aquel que hace al de ahora.

Que hace el ahora.

Que hace al de mañana.

En retrospectiva,
esa inmutable he inamovible tela
es solo la vela.

La única vela sobre el mástil,
impulsada por los pensamientos,
izada por las experiencias.

Volví.

He vuelto al inicio
de donde partí.

Tiempos extraños.

Renacer.

De todo aquello
solo fui.


Autor: Ramón Morales - Derechos Reservados © - Caracas - Venezuela

BESOS

Quiero darte un beso...
uno muy amoroso y tierno,
un beso sin palabras
solo de sentimientos,
un beso de esos
que no requieren esfuerzo,
besos que vuelan y fluyen...
que escriben música
que te llevan al cielo,
un beso que me devolverías
porque es dulce y sincero...
un beso, un solo beso
con ganas, con fuego,
un rico y suave beso
en los labios y en tu cuello,
un beso con todo...
cómplice e implicado,
porque unos besos de esos
nos mantienen abrazados,
son besos cargados de latidos
que estremecen el cuerpo.


Autor: Ramón Morales - Derechos Reservados © - Caracas - Venezuela

LLUEVE

Llueve...
llueve sin parar...
llueve a cuenta gotas
entre las tejas del alma,
desangrado
por quien no valora...
llueve a cantaros,
llueve hacia arriba,
las gota suben al cielo
donde siempre la tenía...
llueve..
llueve en mis pensamientos
disolviendo recuerdos,
llueve sobre mis manos
que escribieron tanto...
llueve..
si, a lluvia huele,
donde la fragancia de rosas
a mojado se enlutece..
llueve de lado...
porque al voltear
el vacío se abre paso...
llueve, si...
hoy llueve...


Autor: Ramón Morales - Derechos Reservados © - Caracas - Venezuela

PICARA

¿Por qué me sonríes luna?...
¿Qué picardía motiva tu gracioso gesto?...
eres tan mimada,
eres tan consentida,
eres tan adorada,
habitas en mi llenándome de versos...
mis manos suspiran tu presencia...
mi alma desea sentir tu silencio...
haz tu mejor hechizo mi luna
haz de la noche un cuento,
donde mi ser sueñe despierto
abrigado por tu manto eterno...
haz de tu soleada estampa
y de tus temperamentales ciclos
oleajes, espumas, y mareas
cargadas de sentimiento sincero
que me recorran como estampida
hasta lo más interno,
convierte mis lágrimas en estrellas,
transforma mis emociones en universo,
haz que resuene con estrepitoso eco
este amor que llevo adentro.


Autor: Ramón Morales - Derechos Reservados © - Caracas - Venezuela

ENCUENTRO

Toma mis manos
acaricia mi cabello
dime un te amo
que suene a deseo...
ven...
no me sueltes...
hoy de ti requiero...
te sueño...
te busco
en cada pensamiento
tratando de seguirte
y no puedo...
no te encuentro...
ven...
dibujate a ti misma
en un encuentro,
en un momento
donde siembres
tu recuerdo...
ven...
recibe mi calor,
siente mi aliento,
como respiro...
como beso...
ven...
déjame ser
el hogar de tu cuerpo...
a la luz del cielo nocturno
seremos únicos,
seremos eternos.


Autor: Ramón Morales - Derechos Reservados © - Caracas - Venezuela