PERMITE

Que tu sonrisa sea tu armadura
que tu alma sea tu espacio,
que tu andar sea tu siembra
que tu mirada sea tu espejo,
que tu verbo sea tu esencia
que tu sollozo sea tu crecimiento,
que tu estancia sea tu memória
que tu mente sea tu universo,
que tu presencia sea tu sustancia
que tu corazón sea tu imperio,
que tu dolor sea tu fortaleza
que tu alegría sea tu encuentro.


Autor: Ramón Morales - Derechos Reservados © - Caracas - Venezuela

0 comentarios:

Publicar un comentario