ANOCHE...

Anoche fuimos amantes
fuiste música fascinante
entre tu piel y mi piel
inventamos un lenguaje,
uno que habla de pasiones
de entrega de corazones
un baile de emociones
entre miles de colores,
uno que aprendí solo yo
un idioma nuestro y privado
traducido por las manos
en la partitura del cuerpo,
anoche me enseñaste
a descifrar tus claves
a tocar cada acorde
a interpretar tus señales,
anoche fui tu instrumento
para tu magistral concierto
en el teatro de tus ojos
magníficamente ejecutado,
fuimos más que carne
nos amamos con deseo
eramos todo lo existente
entre las nubes y el cielo,
brillaste esplendorosamente
fuiste música de ángeles
flotabas en el ambiente
como una llama ardiente,
nos entregamos de lleno
con muchos sentimientos
en un idioma tan perfecto
de abrazos y besos.

Que placer es sentirte
cuando tu ser manifiesta
tantas bellas emociones.


Autor: Ramón Morales - Derechos Reservados © - Caracas - Venezuela

0 comentarios:

Publicar un comentario