CONTRA CARA

La verdad de una mentira
es como un pozo sin fondo
una mala hierva enredadera
una espiral sin retorno,
son engaños que matan
espinas que hacen daño
nunca se sostiene por si sola
son barro que enlodan todo,
basta una y todo se agrieta
cada mentira es un hueco
que promueve mas mentiras
ocultando y destruyendo,
hace de la vida de su autor
una completa irrealidad
que intenta con esfuerzo
tapar una con otra más,
lo falso no deja huella
solo duda y desconcierto
es un aura negativa
de oscuro sentimiento,
a la larga solo dejarán
deshonestidad y vacíos
es andar hacia atrás
con los ojos ciegos,
el temor lo alimenta
es un monstruo sin reflejo
a la mente falsamente ataca
con antojos del ego,
que triste es la mitomanía
es un germen virulento
una vez que invade e infecta
se reproduce a cada momento,
carcome con mala saña
acaba con el corazón
ensombrece al alma
desvaloriza al portador,
tiene patas cortas
camina sin asidero
por mucho que se repita
al final sale perdiendo,
su gran meta es acabar
con todo lo que sea bonito
desintegrar sin piedad
lo hermoso y lo bello,
no hay mentira alguna
que dure mucho tiempo
tiene las horas contadas
la verdad logra vencerlo.

Las mentiras
son bolas de humo
que se disipan
tarde o temprano.



Autor: Ramón Morales - Derechos Reservados © - Caracas - Venezuela

0 comentarios:

Publicar un comentario