YO Y MI YO

El cielo se oscurece
la noche es más oscura
las luces de la calle
desde la ventana
obtienen un brillo
más relevante
como estrellas
al alcance de la mano,
trato de agarrar una
pero la distancia no me deja
se ven cerca pero a la vez
están lejanas,
no hay luna
no hay confortabilidad
en esta ausencia,
nada prodiga el entorno
más que una fe en los bolsillos
y una camisa de esperanzas,
el frío de la noche oscura
es un viento de nostalgias
que abandono en la almohada
mientras mi cabeza
afronta las inevitables vueltas,
en medio de la nada
me acobijo hasta donde pueda
con el único sentimiento
que me queda.



Autor: Ramón Morales - Derechos Reservados © - Caracas - Venezuela

0 comentarios:

Publicar un comentario