PRIVADO

Si de tus lisonjas
solo me queda el sabor
viviré con el recuerdo
de este lejano amor,
bebiendo del divino vino
extraído de tu encantos
de cada sitio privado tuyo
a mi placer palpados,
observando mis dedos
recorriendo con deseo
centimetro a centímetro
tu estancia entre mis brazos,
habiendo disfrutado
sin perderme en el olvido
porque aún te llevo
mojada en mis manos.



Autor: Ramón Morales - Derechos Reservados © - Caracas - Venezuela

0 comentarios:

Publicar un comentario