NIDO

Tus suspiros
son mi aliento,
tus lágrimas
mi riego,
si dejas
que me vaya
por sentirte
en libertad,
por no valorar
lo que en tus manos
aún está,
quizás
en otros senos
me vayas
a encontrar.


Autor: Ramón Morales - Derechos Reservados © - Caracas - Venezuela

0 comentarios:

Publicar un comentario