EROTIC

De tu rostro a tu cuerpo
me llevo cada momento
habiendo estado sumergido
embebido, extasiado,
de cada espacio tuyo
por mis dedos recorrido
me queda este instinto
que se levanta erecto
con tu divino recuerdo,
habiéndote observado
habiéndote sentido
habiéndote vivido
sumergidos ambos,
sin nada más otorgado
que nuestros cuerpos
calientes, desnudos
y excitados.


Autor: Ramón Morales - Derechos Reservados © - Caracas - Venezuela

0 comentarios:

Publicar un comentario