2012

El que viene
no es el mismo que se va,
es un recién nacido
que comienza a caminar,
el que se va
con su bastón usado está,
pidiéndole con sabiduría al que viene
atrás lo pesado dejar,
y comenzar ligero de cargas
en esta nueva oportunidad.
El uno y el otro
aunque hermanos sean,
el que viene recibe del que se va
la oportunidad de volver a amar,
de alcanzar y encumbrar
una maravillosa vida
en la cual deberá en si mismo buscar
todo lo que necesita
para hacer de los sueños propios
una fantástica realidad.



Mi cariño y mi eterno abrazo deseándoles a todos

un nutritivo y maravilloso año 2012.
Ramón Morales Márquez
Autor

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Hermoso poema para despedir al año viejo y recibir con muchas ansias al nuevo. (Nora Trigo)

Publicar un comentario