HUMILDEMENTE

Dios...
como decirte esto…
que a pesar de ser yo un hombre imperfecto
me pones en caminos que nunca imaginé…
¿ Cómo te agradezco tu paciencia hacia mí ?...
Ella es una dulzura...
Dios, te puedo comentar que con lo poquito que se
es hermosa a la vista,
sus detalles para conmigo han sido especiales conexiones,
se que su corazón es bueno,
tierna, amable,
si he de aceptarla será tal cual es ella
porque así me las has presentado,
bella en esencia.
Dios, tú la elegiste,
tú sabes la razón y el propósito,
yo me esforzaré por ser bueno,
descubrirla, amarla, cuidarla, quererla...
porque ella es tuya y es un regalo que me das.
Dios, me elegiste a mi,
para ser el protector de tan preciosa gema,
espero poder estar a la altura de tus expectativas,
espero ser el hombre que esperas que sea.
Humildemente en ti confio…


Autor: Ramón Morales - Derechos Reservados © - Caracas - Venezuela

0 comentarios:

Publicar un comentario